Edwige Fenech

Edwige Fenech comenzó como secundaria en comedias sexys alemanas
como “Los pecados de la casta Susana” (1969). A finales de los 60 y principios
de los 70 comenzó a ejercer como reina del grito en una serie de películas
italianas de terror de serie B entre las que destacó “Cinco muñecas para la luna
de agosto” (1969) de Mario Bava. Aunque las más populares fueron las que rodó a
las órdenes del realizador Sergio Martino: “La perversa señora Ward” (1971),
“Todos los colores de la oscuridad” (1972) y “Vicios prohibidos” (1972).

Lució su palmito en otras series B italianas como “El audaz aventurero” (1973) y
en films de corte erótico como “Quel gran pezzo dell’Ubalda tutta nuda e tutta
calda” (1972) o ” “Joven y bella deshonrada con honor”.

En 1975 encontró todo un filón con las comedias eróticas italianas de baja
estofa y humor grueso iniciadas con “La esposa virgen” y “Pecado venial”. Esta
última fue la primera de una larga serie de films centrados en una pandilla de
alumnos que tienen fantasías eróticas con su bella profesora. Este film la
convirtió en todo un mito erótico y dentro de esta saga también intervino en “La
profesora y el último de la clase” (1977) y “La profesora enseña en casa”
(1978), casi siempre secundada por los incansables Alvaro Vitali y Lino Banfi.
Aunque pronto abandonó esta saga (y fue sustituida por otras actrices como Anna
Maria Rizzoli o Nadia Cassini), fue la protagonista de otras rentables
franquicias de la misma calaña en las que despertaba la libido a todo un
regimiento de soldados: La doctora del regimiento” (1976), “La doctora arma el
lío” (1977) y “Las maniobras de la doctora con los militares” (1978). Otro film
taquillero fue “Bella, valiente… y buena” (1976), donde encarnó a una
despampanante e incorruptible policía.

A finales de los 70 y principios de los 80 este estilo de cine dio sus últimos
coletazos con otros films protagonizados por ella como “Al Doctor Jerkyll le
gustan calientes” (1979), “Sábado, domingo y viernes” (1979), “La patata
caliente” (1979), “Policías con faldas” (1979), “La poliziotta in New York”
(1980) o “Ricchi, ricchissimi, praticamente in mutande” (1982).

En lo personal, está unida sentimentalmente al empresario Luca Cordero di
Montezemolo, presidente de Ferrari y FIAT y uno de los organizadores del Mundial
de fútbol de Italia 90.
Edwige Fenech

Edwige Fenech

Edwige Fenech

Edwige Fenech

Edwige Fenech

La cantidad de pajas que me he hecho con esta mujer en mi adolescencia es totalmente incontable.

Deja un comentario.